CMPC consolida fusión de Envases Impresos y Roble Alto en Chile

14.07.14 Como lo comunicó públicamente el 5 de diciembre de 2013 en un Hecho Esencial a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), CMPC fusionó las dos filiales que fabricaban cajas de cartón a esa fecha, Envases Impresos y Envases Roble Alto.

papeles2Envases Impresos, en su planta de Buin corrugaba 145.000 toneladas /año, mientras Roble Alto producía otras 140.000 en 3 plantas, Quilicura, TilTil y Osorno, esta última en la  Región de Los Lagos, muy orientada al mercado exportador del salmón.

La fusión de ambas empresas, en busca de racionalización de lograr un aprovechamiento de sinergias y eficiencias operacionales, llevó al cierre de la planta de Quilicura en abril de este año y a la pérdida de algunos puestos ejecutivos,  junto con relocalizar la mayor parte de su personal y  maquinaria.

La gerencia general de la flamante  empresa Envases Impresos Roble Alto, quedó tempranamente en manos de Pablo Sufán González, que ahora cuenta con sólo 3 plantas productivas. Sufán había estado en la  gerencia de Aserraderos y Remanufactura desde 2009.

Desde la decisión de enfrentar la millonaria  inversión para ampliación de Guaiba II en Brasil, estimada en 2.100 millones de dólares, CMPC venía en búsqueda de la racionalización de activos y desprenderse de otros prescindibles. A tal punto, que a mediados del año pasado sonó fuerte la venta  de la Filial Papeles o parte de ella (de donde dependían Envases Impresos y Roble Alto), incluso asignándosele en algunos medios compradores y precios finales a la operación.

CMPC desmintió las informaciones ante la SVS y  nunca clarificó esas negociaciones a los medios, limitándose a decir que “eran rumores”. Ver nota. Pero quedó más claro que nunca el dicho “cuando el río suena…”. Al final de 2013, la reorganización de la filial Papeles era un hecho y fue comunicada.

Pablo Sufán explica en la revista corporativa  “MiPapel”  que “estas medidas son parte de un plan elaborado que busca incrementar la rentabilidad del negocio a través de segmentar la base de clientes, entregando propuestas de valor particulares a cada uno.

Agrega: ” Queremos contar con operaciones simples y livianas, aprovechando mejor los recursos y desarrollando la fabricación de cajas en forma más eficiente. Con esta decisión se utilizará de mejor  manera la capacidad instalada de nuestras plantas, permitiendo mantener la capacidad de atender  los requerimientos de nuestros clientes y la posición de líderes de mercado”.

Entre los desafíos que enfrenta el negocio, Sufán declara que  está asegurar la sustentabilidad del mismo, aprovechando sinergias, eficiencias y oportunidades de introducción de tecnología, teniendo fuentes laborales estables.

Prensa

MundoCorrugador

Imagen: CMPC