Gobierno boliviano desmiente voces sobre vacación colectiva en Cartonbol

02.06.16 La Gerente General del Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (SEDEM), Patricia Ballivián, desmintió recientemente en diversos medios sobre la supuesta decisión en la empresa Cartonbol en Oruro, Bolivia de enviar con vacaciones colectivas al total del personal por cuatro meses.Cartonbol2

La denuncia fue expresada hace unos días por el Secretario Ejecutivo de la Confederación de Fabriles de Bolivia, Víctor Quispe, según reporta radio Panamericana. El dirigente manifestó su preocupación por un posible problema económico que atravesaría la corrugadora y fabricante de cajas corrugadas, parte de la red estatal de empresas.

Sin embargo, esta información fue desvirtuada por Ballivian quien dio a entender a la misma emisora que existe confusión con la empresa estatal de cartones y aseguró que la misma se encuentra “sólida, sostenible y genera producción”.

Cartonbol está bien, no está siendo afectado por una pérdida económica”, aseguró Ballivián y pidió a los trabajadores de esta factoría mantener la tranquilidad.

Esta información fue corroborada mediante la Federación Departamental de Trabajadores Fabriles de Oruro cuyo titular, Liber Huarita, ratificó que no existe una eventual vacación colectiva y mucho menos algún despido de personal.

“Están confundiendo con una empresa que se encuentra en las cercanías de Cartonbol”, dijo el dirigente. Pero Huarita expresó que en Cartonbol existen problemas de otra índole y en ese marco denunció sobre procesos penales que la empresa inició en contra de cuatro dirigentes del sindicato de trabajadores, bajo despidos injustificados.

Por otro lado, el dirigente demandó a Ballivian a emitir información sobre la situación legal de los trabajadores de Cartonbol y regularizar sus condiciones laborales, “ellos no están sometidos a la ley general del trabajo, no son funcionarios públicos, no saben con que están regulados”, afirmó Huarita.

Por su parte, el ejecutivo de los fabriles, Víctor Quispe, denunció, en un cuarto intermedio del ampliado extraordinario de la Central Obrera Boliviana (COB), que en Cartonbol, a través de una circular, obligaron a los trabajadores a tomar vacaciones colectivas por 120 días. “¿Eso qué significa? cierre, más de 80 trabajadores quedarán en las calles, esto empieza a ser cíclico”, dijo el dirigente.

Mientras el Gobierno dice que Cartonbol es una empresa sólida, sostenible y de importantes clientes, además señalan que las utilidades de la empresa en 2015 fueron unos Bs 400 mil, con una producción de más de 1.500 toneladas de planchas de cartón corrugado.

Prensa

RedMundo