WestRock confirmó que su foco seguirá en Latinoamérica en el corto plazo

12.12.17  La gigante del corrugado WestRock anunció hace unos días que su foco de expansión  seguirá siendo Latinoamérica en una planificación que llega a lo menos hasta el 2022.

Para Jim Porter,  President de  Business Development & Latin America de WestRock,  hay razones poderosas para continuar mirando al subcontinente. Mercados de embalaje atractivos y crecientes en México y Brasil, además de una amplia base global de clientes que brinda fuerte oportunidad de crecimiento empresarial.

Nacida en enero de 2015 por la adquisición de MeadWestvaco por RockTenn y posterior fusión, hoy acumula activos por 25 billones de dólares en 300 plantas de operaciones distribuidas en distintos países.

WestRock es el más grande productor integrado mundial de empaque en cartón corrugado y flexible, con una producción de 9,3 millones de toneladas en corrugado y 4,2 millones en embalaje de consumo. Opera 27 molinos de papel para corrugar y cartulinas con una proporción 65/35 de fibra virgen sobre reciclada.

En Latinoamérica, concentra sus inversiones en Mexico y Brasil, mercados que según las cifras presentadas, consumen cada uno cerca de 5 millones de toneladas de corrugado y cartones flexibles al año.

Entró al mercado brasileño con la adquisición de MeadWestvaco, que en 1953 compró la empresa familiar Rigesa, donde tiene la posición 2. Opera    un molino de 500,000 toneladas año y 4 plantas de conversión de corrugado.

Está en construcción una nueva planta de conversión de última tecnología en Porto Feliz, con una inversión de 125 millones de dólares, que funcionará integrada con el molino Tres Barras (Santa Catarina). Una vez puesta en funcionamiento, proyectado para el 3T de 2019, cerrará la antigua planta de Valinhos, también en Santa Catarina.

A México también entró por activos adquiridos a través de MeadWestvaco, tres plantas de conversión de corrugado, pero en abril de 2016 entró a un joint-venture con el grupo local de producción integrada Gondi, líder en el mercado corrugador mexicano.

Hoy el  joint-venture, donde WestRock tiene el 32%,  tiene la posición 2 en el mercado corrugado y lidera la alta gráfica en packaging. Dentro de su expansión, inició la construcción de un nuevo molino  de 300 millones de dólares, con una máquina papelera de 400.000 toneladas anuales de papeles para corrugar.

El molino producirá papeles 100% fibra reciclada y se ubicará en Nueva León, contiguo a la moderna planta de corrugado y alta gráfica recién construida y se espera entre a funcionar a fines de 2019.

Prensa

RedMundo